Traducciones Juradas de los Documentos Necesarios para Testamentarías en España

By Dalila Segador

Sworn Official Translator

Las traducciones juradas de documentos testamentarios ingleses y españoles son muy prominentes debido a que muchos ciudadanos británicos tienen bienes en España.

Los traductores jurados normalmente tienen que traducir los siguientes documentos ingleses al español:

  • El certificado de defunción
  • El Grant of Probate que es una autorización otorgada por el High Court of Justice [el Tribunal Superior de Justicia inglés] a individuos o sociedades para administrar el patrimonio del fallecido. Se emite una vez que se haya validado el testamento inglés.  Una copia de dicho testamento se adjunta al Grant of Probate.
  • Letters of Administration que es la autorización que otorga el Tribunal si el fallecido no otorgó testamento y, por lo tanto, falleció intestado. Confirma quién administrará el patrimonio.
  • Deed of Variation que se podría traducir por Escritura de Modificación (de un testamento inglés). Modifica el testamento después de que el testador haya fallecido. Para que sea válida, la Escritura de Modificación se tiene que firmar por todas las partes interesadas dentro del plazo de dos años del fallecimiento del testador.
  • Los Certificados de Matrimonios y Nacimientos. Puede ser que estos documentos sean necesarios para probar la relación o filiación con el fallecido.

Los documentos ingleses mencionados tendrán que llevar la Apostilla (legalización). Una apostilla es un formulario oficial que se adjunta a los documentos que se van a usar en los países firmantes de la Convección de la Haya.

Los traductores jurados son expertos en las similitudes y diferencias entre los sistemas jurídicos (en este caso, inglés y español), por lo tanto, un traductor jurado producirá una traducción fiel y exacta que se acepte por las autoridades españolas.

En España, los traductores jurados nombrados por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación son los únicos que pueden producir traducciones juradas. En España, una traducción jurada certificada por un traductor jurado no necesita llevar la apostilla.